Alimentación, Consejos, Cuidados

Pez Betta que pierde color (se vuelve blanco, negro): ¿Qué hacer?

/

by El Acuario Dulce

/

Sin comentarios

lo hemos vuelto hacer, Soledad,por aquí. Hoy traemos un nuevo post

Los hermosos colores de tus peces betta parecen apagados, se vuelven blancos o se ven pálidos. ¿Qué debes hacer?

Un cambio de color para tu betta podría ser algo tan simple como la vejez. Por el contrario, podría ser un signo de enfermedad, lesión o un problema con los parámetros del agua. En cualquier caso, merece su atención.

Pez luchador siamés betta Cola de mariposa azul en el acuario plantado

Continúe leyendo para conocer las razones por las que su pez puede estar perdiendo su color vibrante y lo que puede hacer para ayudar.

Estrés

El alto estrés es un contribuyente principal para el color opaco. Puede causar cambios de color en sus peces a medida que su sistema inmunológico se debilita, haciéndolos susceptibles a infecciones secundarias.

Las siguientes son causas comunes de altos niveles de estrés en los peces betta.

Tamaño del tanque

Demasiado pequeño de un tamaño de tanque puede resultar en niveles de estrés significativamente elevados para su pez betta, lo que hará que su color se desvanezca. Si bien estos peces se venden como nanopeces que pueden vivir en tanques diminutos, no es lo ideal.

Qué hacer: Considera un tanque más grande.

Cinco galones es el mínimo absoluto para un betta saludable. Aún mejor sería un tanque de 10 galones, que tendría menos fluctuaciones en los parámetros del agua que un tanque más pequeño.

Compañeros de tanque

Otra fuente de estrés y pérdida de color podrían ser los compañeros de tanque de tu betta. Otro masculino, un pez que muerde las aletaso no hay suficientes espacios para esconderse, todos pueden contribuir.

Además, si ha emparejado su betta con peces que necesitan diferentes parámetros de agua, mantenerse en los límites de estos niveles puede causar daños a largo plazo.

Qué hacer: Planifique el diseño de su tanque para incluir decoraciones que rompan la línea de visión y proporcionen suficientes escondites.

Siempre combine su betta con peces que necesiten temperaturas del agua, pH y niveles de dureza similares.

Un nuevo entorno o tanque inmaduro

El proceso de envío no solo es estresante para su betta, sino que el acto de transferirlo a su nuevo hogar puede causarle estrés y provocar un cambio de color.

Qué hacer: Siempre cicle su tanque correctamente antes de agregar su pez, ya que un tanque inmaduro trae un riesgo elevado de envenenamiento por amoníaco (discutido más abajo). Condiciones del aguaabajo).

Pon a tus peces en cuarentena durante dos semanas antes de agregarlos al tanque y aclimátalos lentamente usando un método de transferencia de agua o goteo.

Dieta

El color de su betta puede desvanecerse si no se les alimenta constantemente con una dieta variada y rica en proteínas.

Qué hacer: Si desea que su betta se vea lo mejor posible (además de estar saludable), gaste el dinero extra en un alimento betta de alta calidad.

Complemente con una variedad de alimentos vivos, congelados o liofilizados ricos en nutrientes, asegurándose de remojar los alimentos liofilizados antes de dárselos a sus peces.

Condiciones del agua

La temperatura

Su betta puede cambiar de color debido a cambios en la temperatura del agua, ya sea fría o caliente. Estos cambios pueden causar una condición conocida como choque de temperatura.

Qué hacer: Equipe su tanque con un calentador de agua y un termómetro de calidad para mantener la temperatura constante, especialmente en tanques más pequeños donde las condiciones pueden fluctuar rápidamente.

Coloque su tanque lejos de las ventanas y mantenga la temperatura entre 76 y 80 °F (24 a 26 °C).

Nitratos, nitritos y amoníaco

Un acuario casero saludable mantiene un equilibrio ciclo del nitrógeno.

Las bacterias beneficiosas en el tanque descomponen el amoníaco producido por los desechos de pescado y las plantas en descomposición, el subproducto de nitrito es consumido por otra bacteria, lo que da como resultado nitratos que pueden ser absorbidos por plantas y algas o eliminados durante cambios parciales de agua.

Los ciclos desequilibrados pueden provocar picos significativos en los niveles de amoníaco, nitrito o nitrato.

Los niveles de amoníaco y nitrito deben ser de 0 ppm y los nitratos deben estar por debajo de 20 ppm.

Si las condiciones del agua no se corrigen, su pez podría sufrir daños en las branquias o en los tejidos, mala circulación sanguínea, shock o la muerte. Busque el color rojo, morado o marrón alrededor de las branquias.

pescado con envenenamiento por amoníaco avanzado también pueden tener rayas rojas en el cuerpo o escamas ennegrecidas.

Además de un cambio en su color, busque cambios de comportamiento, como acostarse en el fondo del tanque o jadear en la superficie del agua, respiración pesada o dificultosa, natación errática o enroscar la cabeza en la cola.

Qué hacer: Pruebe su agua para determinar los niveles de amoníaco, nitrito y nitrato.

Realice cambios parciales de agua, manteniendo la temperatura y el nivel de pH hasta llegar a alrededor del 50 por ciento del agua cambiada. Pruebe nuevamente y repita el procedimiento hasta que los niveles estén bajo control.

Revise y limpie sus filtros para asegurarse de que puedan eliminar los contaminantes. Considere usar un acondicionador de agua inicialmente, seguido de una filtración adecuada y limpieza del tanque.

Lesión

Si su betta se lesiona debido a la pelea con otro pez o al contacto brusco con la decoración del acuario, entonces puede notar que sus escamas o su piel se vuelven negras.

Qué hacer: En la mayoría de los casos, la lesión se curará sola. Esté atento a su progreso y asegúrese de que su agua esté limpia. El agua sucia más una llaga abierta es una receta para la infección.

Cambios en el ciclo de vida y genética

Su betta puede cambiar de color debido a los cambios normales del ciclo de vida o su composición genética. En estos casos, no hay nada que usted pueda hacer sino ser consciente.

Si su betta se está volviendo negro en ausencia de problemas de parámetros de agua, preocupaciones dietéticas, estrés, lesiones o enfermedades, entonces podría ser simplemente un cambio de color natural.

Madurez sexual

A medida que un betta alcanza la madurez sexual, sus colores pueden cambiar. En la mayoría de los casos, se oscurecerán.

Vejez

La esperanza de vida de un pez betta es de tres a cinco años. Si están envejeciendo, no es inusual que su color se desvanezca.

Sus cuerpos naturalmente no producirán tanto pigmento como cuando eran más jóvenes.

Genética

Algunas variaciones de peces betta, como el betta de mármol, cambia de color de forma natural a lo largo de su vida e incluso puede cambiar de color dependiendo de su estado de ánimo.

Además, ciertos genes aumentan la cantidad de pigmento expresado con el tiempo, lo que hace que un color oscuro o negro se vuelva prominente en las aletas y el cuerpo.

Enfermedad

La enfermedad puede resultar en varios cambios de color para su betta. Si nota alguna de las siguientes condiciones, comience el tratamiento lo antes posible.

Pudrición de la aleta

El cambio de color a rojo o negro, ubicado solo en las aletas y acompañado de deshilachado, puede indicar pudrición de las aletas.

Esta infección bacteriana o fúngica puede afectar a los peces con sistemas inmunológicos ya debilitados.

Qué hacer: Para la pudrición leve de las aletas, basta con corregir las condiciones del agua y dejar que las aletas se curen.

Para casos moderados o severos, ponga en cuarentena a sus peces y trátelos con sal de acuario o medicina en el agua.

Si bien la mayoría de las aletas volverán a crecer con el mismo aspecto, algunas aletas recién regeneradas pueden tener un pigmento diferente, lo que hace que se vean de color más oscuro o más claro.

Infección bacteriana

Si nota manchas blancas esponjosas en sus peces, una causa podría ser la infección bacteriana columnaris. Con esta infección, su pez puede ponerse blanco y desarrollar lesiones en la piel.

Qué hacer: Haga que un veterinario vea a su pez y siga completamente el plan de tratamiento con medicamentos antes de devolverlo al tanque comunitario.

Infeccion parásita

gusanos ancla

Los gusanos ancla son parásitos que no se ven a menudo en los acuarios domésticos. Estos parásitos son fácilmente visibles y se ven como cuerdas blancas, rojas o verdes unidas a su pez.

Si nota esto junto con cambios de comportamiento, como frotarse contra las decoraciones en el tanque, entonces su pez puede tener un parásito. También pueden estar letárgicos y respirar con dificultad.

Qué hacer: El tratamiento para los gusanos ancla dura 28 días para tener en cuenta el ciclo de vida del parásito.

Las opciones de tratamiento incluyen medicamentos en polvo para parásitos de venta libre o una combinación de eliminación física de los parásitos, seguida de un tratamiento con permanganato de potasio y sal de acuario.

yo

Ich es común en los acuarios domésticos. Cuando se infecta, sus peces estarán salpicados de manchas blancas sobre sus aletas y cuerpo.

Al igual que con los gusanos ancla, sus peces no tendrán mucha energía y pueden intentar aliviar la molestia de estos protozoos parásitos frotándose con los elementos del tanque.

Qué hacer: Lleva a tu pez a un veterinario para que lo diagnostique. El tratamiento toma alrededor de 12 días e involucra un enfoque de “tanque completo” usando medicamentos en el agua y controlando la temperatura del agua para acelerar el ciclo de vida del parásito.

Siga siempre las instrucciones del medicamento, incluso si se requieren cambios de agua entre dosis.

Terciopelo

La infección con el parásito Oödinium da como resultado una capa polvorienta dorada o de color óxido en las escamas de los peces.

Al igual que con otras infecciones parasitarias, los peces no se moverán mucho y es posible que tengan problemas para respirar.

Esté atento a su pez sosteniendo sus aletas cerca de su cuerpo, úlceras en la piel y ojos nublados.

Qué hacer: El tratamiento consiste en reducir la cantidad de luz que llega al tanque, ya que este parásito también puede realizar la fotosíntesis.

Eleve la temperatura del tanque entre 27 y 29 °C (82 y 85 °F) y agregue lentamente una cucharadita de sal de acuario por cada galón de agua.

Mantenga a sus peces aislados hasta por cuatro semanas para asegurarse de que los parásitos pasen por su ciclo de vida completo.

Infección micótica

La infección por hongos puede hacer que su pez se vea pálido con parches blancos borrosos notables. Pueden tener problemas para respirar y es posible que no se muevan como de costumbre.

Qué hacer: Trátelos durante al menos tres días en un tanque de cuarentena con medicamentos antimicóticos o sal de acuario (1 cucharada por cada 5 galones de agua).

Enfermedad de la vejiga natatoria

La enfermedad de la vejiga natatoria puede provocar numerosos síntomas, uno de los cuales puede ser la palidez del color de los peces debido al estrés.

Busque también cambios de comportamiento en sus peces, como pérdida de apetito, acostarse de lado, flotar cerca de la superficie del agua o permanecer cerca del fondo del tanque.

No pueden orientarse correctamente y pueden nadar de lado o incluso boca abajo.

Qué hacer: Esta enfermedad puede tener diferentes causas, así que primero determina qué pudo haberla exacerbado.

Las causas comunes son problemas gastrointestinales debido a una dieta deficiente, bajas temperaturas del agua o fluctuaciones rápidas, o infecciones bacterianas o parasitarias. Una vez que sepa la causa, trate a sus peces en consecuencia.

Cómo mantener el color de tu betta brillante

Proporcionar el mejor entorno

El tamaño adecuado del tanque, los parámetros constantes del agua y los espacios adecuados para esconderse crean el entorno ideal y libre de estrés para su betta.

Planifique un mínimo de cinco galones para su tanque, instale un calentador y un termómetro, limpie su tanque y realice cambios parciales de agua, y analice su agua con regularidad.

Asegúrese de que todos los compañeros de tanque sean compatibles, no solo en los parámetros del agua sino también en los temperamentos. Tenga cuidado de no sobrecargar su tanque.

alimentarlos bien

Comience con gránulos betta de alta calidad y aliméntelos solo con dos o tres gránulos por día.

Además, complementa su dieta con alimentos ricos en nutrientes, como la dafnia, para mantener vivos sus colores.

Tratar la enfermedad de inmediato

Cuanto más rápido brinde tratamiento a su pez enfermo, o cuanto más rápido corrija cualquier condición del agua o del tanque que esté causando que su betta cambie de color, mejor será el pronóstico para su pez.

Pensamientos finales

La mayoría de las razones por las que su pez betta puede estar cambiando de color se pueden prevenir. El control diario de tu pez betta te ayudará a estar al tanto de cualquier cambio de color.

Mantenga las condiciones de agua adecuadas, un ambiente tranquilo en el tanque comunitario y una dieta variada para su betta.

Si nota un cambio de color que no se puede atribuir a cambios en el ciclo de vida o a la genética, trate a su pez de inmediato para tener la mejor oportunidad de recuperación.

¡Escuchemos de usted! ¿Qué éxitos has tenido cuando tu pez betta cambió de color?

Sobre
El Acuario Dulce

Apasionados del mundo submarino y los acuarios. Si quieres disfrutar de tu propio tanque en casa y tener a tus peces entre algodones, sigue nuestros consejos.

logo el acuario dulce

Deja un comentario

doce + 16 =